miércoles, 3 de noviembre de 2010

Riesgo latente

Prensa Comunitaria.- Cada vez que llueve en Sabana de Mendoza la incertidumbre y el pánico se apodera de los vecinos, especialmente de los que viven en las cercanías de los cauces de las quebradas San Alejo y La Vichú.

La ausencia de canalización de estas quebradas, sumado al colapso de los drenajes y sistemas de cloacas, son el caldo de cultivo para una tragedia de grandes proporciones, si no se toma conciencia y se actúa con rapidez, la noche o el día menos pensado las aguas harán estragos y luego vendrán las lamentaciones.

video
Hasta hoy, ni la Alcaldía, ni el Ministerio del Ambiente se ha tomado en serio el problema, mientras que inescrupulosos vecinos lanzan desperdicios a los causes para agravar más la situación.
En el caso de la Vichú, su caudal ha aumentado y se ha desviado, socavando las bases del puente que la cruza, principal paso de comunicación de Sabana de Mendoza y otros p´8ueblos con el resto del país por la vía panamericana, esto representa una amenaza latente para los habitantes de la Urbanización el Castillo y el Barrio 14 de Enero.

Ahora bien, si las quebradas son una amenaza, la peor de todas las amenazas es la indolencia e ineficiencia de quienes les toca responder por la vida de cientos de familias que están en el ojo del huracán escuchando la triste canción de la lluvia en “los techos de cartón”

No hay comentarios:

Publicar un comentario